Cada perro tiene su personalidad, modelada por sus experiencias con la camada y luego con su dueño. La herencia es otro factor importante en el desarrollo del perfil de comportamiento de la raza.

Adiestramiento y obediencia
El Teckel es un perro inteligente y puede ser adiestrado con rapidez si se comienza temprano.

Juego con otros perros
Como nunca fue criado para trabajar en equipo, el Teckel es menos juguetón con otros perros que la media. Un encuentro temprano con otros perros puede mejorar esta característica.

Ladridos
Pocas razas tienen la misma potencia de voz que el Teckel. Esto los hace muy eficaces para proteger la casa. Educar desde pequeño evita excesos.

Excitabilidad
El Teckel es algo más excitable que la media. Esto tiene una fuerte base genética, ya que si la madre se excita hay muchas posibilidades de que el cachorro haya heredado ese rasgo.

Calma en situaciones nuevas
En la cría selectiva se pretende que esté alerta en las situaciones nuevas. El Teckel siempre está listo para cualquier tipo de actividad.

Cuando está sólo
Sin vigilancia en casa el Teckel tiene tendencia a estropear el mobiliario. Ofrézcale una buena estimulación mental para reducir sus tendencias destructivas.

Adaptabilidad a la caza
Responden bien al adiestramiento doméstico, aunque esta característica depende mucho de las primeras lecciones que de la cría.